Primeras partes no son buenas

Otra primera parte tirada a la basura. Otro mal resultado. El Atlético de Madrid se está acostumbrando las dos cosas. Y ello empieza a pasar factura al conjunto rojiblanco, lastrado por sus inicios de partidos en el presente curso, en el que Diego Simeone no acaba de dar con la tecla en una plantilla profundamente renovada que, hasta el momento, no está dando todo lo que se le presupone.

En Leverkusen, frente al Bayer, el Atlético volvió a protagonizar una horrible primera mitad. Como en Sevilla. Como en Vitoria. Como ante los alemanes en casa. Como en Anoeta… Un clásico en esta temporada, que luego obliga a los colchoneros a hacer un sobreesfuerzo para remontar esa situación, en unos casos con éxito, como ante el Eibar, y en otros sin él, como el miércoles.

Más allá del resultado, las sensaciones que viene ofreciendo el Atlético son malas. Sin presión conjunta del equipo. Sin profundidad en los laterales, que no suben tanto como antes. Sin capacidad para dominar el encuentro. Sin fútbol para generar ocasiones de gol. Y para colmo, y esto sí es novedad, errores defensivos que cuestan tantos… y puntos.

En Alemania, Thomas marcó en propia puerta y Hermoso no acertó a despejar un balón que significó el 2-0, anotado por Volland. Oblak tampoco dio sensación de seguridad en los balones parados, en los que los del Cholo sufrieron mucho. Hasta el descanso, el Bayer había lanzado siete saques de esquina. El Atlético ninguno. La posesión, 63-37 para los germanos. Ni un solo remate a puerta.

El dato es significativo. El equipo rojiblanco no ha marcado en la primera parte en diez de los últimos 13 encuentros oficiales que ha disputado. La lista de primeras partes en las que el Atlético no dio el do de pecho, antes de Leverkusen, es extensa. Sevilla, Vitoria, Athletic. Bayer en casa, Valladolid, Lokomotiv, Real Madrid y Celta en el Metropolitano y Anoeta.

La segunda parte en la mayoría de estos encuentros, y también en el Bay Arena, fue radicalmente diferente a la primera. Ocho disparos a puerta, tres saques de esquina, un gol de Morata, al que le anularon otro y que tuvo el empate en sus botas en un mano a mano. La aportación de Vitolo, que al fin tuvo minutos, y destacó en ese tiempo…

El Atlético podía lograr el billete directo para los octavos de final en Alemania. ‘Sólo’ debía ganar el encuentro para lograrlo, después de la victoria de la Juventus en Moscú sobre la bocina. La clasificación no peligra, pero sí se ha complicado. Ganando uno de los dos partidos que quedan (Turín y Lokomotiv en casa) estará en octavos. La primera plaza ya es más difícil.

Pero al margen de mantener intactas las opciones tanto en Europa como en LaLiga, el Atlético debe reaccionar. Está obligado a ello. Y más teniendo el problema detectado. “No volvimos a hacer un buen primer tiempo. Nos costó mucho el arranque del partido, posteriormente vino el gol y generó más dudas en nuestro juego”, dijo Simeone, que añadió que “la motivación inicial para los partidos es del entrenador. Está claro que habrá que mejorar para llegar más profundo”.

Y también la plantilla hizo autocrítica. El que más alzó la voz, Saúl: “Otra vez hemos tirado la primera parte, como muchas veces esta temporada. No hemos estado y cada vez queda menos tiempo y tenemos que aprender ya. Parece que vamos remando siempre contra corriente en la segunda mitad, porque regalamos la primera, y esto no tiene que ser así”, apuntó el ilicitano. “Regalamos el primer tiempo, no puede volver a pasar. Ya hablaremos del tema”, expuso Arias. Ahora, toca solucionarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies