Diego Costa, fino y motivado

No es un fichaje, pero muchas de las miradas en estos primeros días de trabajo del Atlético de Madrid están puestas sobre él. La importancia que tiene y debe tener en el equipo, y que hasta el momento se ha visto reflejada con cuentagotas desde su regreso, hace que haya mucha expectación alrededor de él.

Nos referimos, claro está, a Diego Costa. El hispano-brasileño está llamado a ser pieza básica para el Cholo. Siempre lo ha sido, pero apenas lo ha demostrado en el curso y medio que ha estado en Madrid tras su aventura inglesa en el Chelsea. Las lesiones han lastrado su rendimiento. Apenas ha tenido continuidad, pero cuando ha estado en plenitud física, el Atlético lo ha agradecido sobremanera.

Para colmo, el final de la pasada temporada fue desolador. Una cartulina roja en el Camp Nou lastró al equipo colchonero, que apuraba sus opciones de Liga frente al Barcelona. Y no sólo eso, sino que la sanción que recibió después de que Gil Manzano recogiese insultos hacia su persona en el acta fue ejemplar. Ocho encuentros de suspensión. No volvió a jugar en lo que quedaba de curso.

Su actitud hizo replantearse al Atlético su continuidad en el equipo. De hecho, había partidarios en la zona noble del Metropolitano de buscarle una salida. Simeone, tras hablar con él, le mostró su apoyo. Cerró filas en torno a él. Le quería en la plantilla. Y si nada extraño ocurre, así será.

Diego Costa sabe que está ante su última gran oportunidad. A sus 30 años (cumplirá 31 en octubre) afronta un curso decisivo. Es por eso que ha regresado de vacaciones en un gran estado físico. Nada que ver con lo ocurrido otros años tras pasar unos días en su Lagarto natal y que había provocado cierta preocupación en la afición. El delantero ha vuelto como un toro. Fino. En su peso. Y motivado. Muy motivado. Sus bromas con el Profe Ortega en el entrenamiento de este viernes prueban la buena sintonía existente.

Sólo dos entrenamientos han servido para ver que Costa está con ganas de revertir la situación. Es su última oportunidad. Y quiere aprovecharla. Una buena noticia para Simeone y, por extensión, para todo el Atlético de Madrid.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies