¿Debe fichar el Atlético en enero?

SÍ: JAVIER G. GÓMARA

Parece que el mantra de ‘la mejor plantilla de la historia’ para referirse a la del Atlético de Madrid va cayendo por su propio peso. No lo era en verano. Y no lo es ahora. De hecho, uno tiene la sensación de que cada temporada, es un poco peor. Desde 2014. Simeone quería otro delantero (Rodrigo Moreno) en verano. Y a James. No llegó ninguno.

Ya advertía el técnico de las carencias del plantel, que había sufrido la mayor renovación de su etapa en el club, ya no cuantitativamente, sino cualitativamente. La marcha de hombres con peso como Griezmann, Godín, Juanfran, Filipe Luis, Lucas o Rodrigo exigía muchos y buenos refuerzos.

Si a ello le unimos que el nivel de ciertos jugadores no está siendo el mejor, nos queda una plantilla cogida con pinzas (son 20 jugadores sólo, pues Saponjic no cuenta en absoluto) y a la que se le ven las costuras cuando hay un par de bajas.

La prolongaba baja de Diego Costa y la falta de gol del equipo (que ya la tenía con el hispano-brasileño) obliga al Atlético a acudir al mercado invernal. O al menos a intentarlo. Un delantero es vital para Simeone, que ya no lo oculta. Y no le falta razón. Porque a día de hoy, Morata es el único ‘9’ del equipo. Y aunque está cumpliendo, es poco, muy poco, para un equipo que debe aspirar a todo, como aseguró Clemente Villaverde tras el encuentro ante el Barcelona para corregir a Simeone, que habló de un “año de transición” que muchos auguraban en el Metropolitano.

El Atlético acabó el verano con beneficio (e importante) en lo que al saldo de ventas y compras se refiere. Ya no tiene que hacer frente al astronómico salario de Griezmann. Y ha recibido otros 20 millones del Barcelona. Y si eso no fuera suficiente, y tiene que haber alguna salida por el manido límite salarial, que la haya. Lemar está comprando todas las papeletas por si hay rifa y nadie se echará las manos a la cabeza si se cambia al francés por un futbolista de calidad que de verdad sea decisivo.

El equipo rojiblanco necesita refuerzos. Un delantero es obligado. Y un centrocmapista ofensivo y un lateral izquierdo no vendrían mal. De lo contrario, y de seguir con esta dinámica, no sólo pelear con Madrid y Barça por LaLiga será una quimera (no hablemos ya de la Champions, en la que aún se debe asegurar el pase), sino que quedar entre los cuatro primeros será complicado, con todo lo que eso conllevaría. No es cuestión de minusvalorar a los jugadores actuales. Es cuestión de ver la realidad. Y a este Atlético le faltan mimbres. A Simeone se le puede y se le debe criticar. Todos deben mejorar, empezando por él. Pero no se le puede pedir milagros siempre. Aunque todos los años tenga ‘la mejor plantilla de la historia’.

NO: CHEMA G. FUENTE

El cuerpo técnico del Atlético de Madrid está convencido de que es necesario fichar, por lo menos un delantero en este mercado de invierno. Pero paralelamente se habla de año de transición. No parece muy acorde una y otra cuestión. Si se asume que este curso, con más de la mitad por disputarse, será uno en el que construir un nuevo Atlético, qué necesidad de gastar una bala en una operación que históricamente ha sido ruinosa para la mayoría de clubs.

Creo que a nadie se le escapa que la plantilla colchonera es una de las mejores y más completas del mundo. En valor de mercado estamos hablando de una plantilla que es la octava más valiosa en la actualidad (872,5 millones de valor), por delante de la Juventus, Chelsea, Inter, Manchester United… El esfuerzo económico realizado en el mercado de verano fue el más alto de la historia del club (también fue la etapa con más ingresos, de acuerdo).

Es obvio que Simeone siempre desea tener a los mejores a su lado. Siempre un poco más. Pero también lo es que el rendimiento deportivo de este Atlético no está acorde con lo que se le presupone por la calidad y cantidad de futbolistas. Sería interesante no sepultar otros debates con el asunto de si es necesario o no fichar a alguien en invierno. Porque al final se trata de fuegos de artificio.

¿Se podría hacer más con la actual plantilla? ¿Se podría jugar mejor? ¿Se podría hacer un fútbol más valiente? Creo que nueve de cada diez aficionados estarían de acuerdo en que se puede. Estarían de acuerdo en que quizás haya llegado el momento de apostar por otro estilo, en que hay calidad para dar más, en que algunos de los llamados a coger el relevo de los pesos pesados que se fueron no lo están haciendo como deberían, en que algunos fichajes no están a la altura…

¿Cambia mucho para el Atlético que Costa no vaya a estar hasta finales de febrero? Pues la verdad es que echando la vista a los números no lo parece. Dos goles y una asistencia en este curso. No es que Simeone se haya quedado sin su principal activo goleador. Es así. ¿Qué supone fichar en invierno en este escenario? Deshacerse de algún jugador. Es decir, desvestir un santo para vestir a otro. ¿Y qué otro? Porque históricamente, el mercado de invierno es un mercado de saldo.

Desde luego, viendo cómo le ha ido al Atlético en este caso en estos años no es muy halagüeño: Insúa, Cani, Kranevitter, el propio Costa… De acuerdo, también aciertos como Torres o Morata y algunos que todavía buscan encontrar su mejor versión, como Vitolo. Pero en términos generales supone una apuesta de mucho riesgo sin la certeza de que esas otras cuestiones de las que hablábamos -estilo, implicación, rendimiento de los nuevos…- vayan a cambiar de la noche a la mañana. Quizás sea el momento de asumir que, efectivamente como dice Simeone, es una temporada de transición.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies